Fisioterapia

En nuestras clínicas tenemos un concepto de fisioterapia personalizada, combinando distintas técnicas para restablecer la salud y el bienestar del paciente con el mejor trato personal.

Partiendo de la premisa de encontrar el origen que causa la molestia, evitando así la reaparición de la entidad patológica, abordamos multitud de dolencias, entre las que se encuentran:

Cervicalgias, cérvico-braquialgias, tortícolis, esguinces cervicales, dorsalgias, lumbalgias, ciáticas, hernias de disco, tendinopatías, desgarros, contracturas musculares, roturas fibrilares, fracturas, luxaciones, esguinces, inestabilidad, artrosis, artritis, alteraciones posturales, pre y postoperatorios, alteraciones neurológicas motoras y sensitivas, alteraciones psicomotrices, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, dolor crónico, cefaleas, mareos, etc.

En nuestras clínicas apostamos por un trato totalmente personalizado y especializado del paciente. Por ello contamos con un repertorio de técnicas, métodos y aparatología variada.

Diatermia

Es una técnica que tiene el objetivo de provocar en los diversos tejidos un aumento de la temperatura, de ese modo se eleva su metabolismo, estimulando el proceso de regeneración y facilitando su respuesta frente a las más diversas patologías.

Se pueden tratar zonas del cuerpo muy pequeñas como por ejemplo los tendones supinadores en el caso de una epicondilitis, lo cual sería un ejemplo de una aplicación local, pero también podemos realizar un tratamiento de zonas muy amplias, como por ejemplo toda la espalda o ambos miembros inferiores, en dicho caso estaríamos hablando de una aplicación de diatermia más generalizada, obteniendo unos efectos más globales producidos por dicho aumento de la temperatura.

Esta técnica aumenta el proceso de regeneración muscular, además de actuar en la circulación, los ligamentos y las articulaciones.

Electroterapia

Es la aplicación de la electricidad con fines terapéuticos mediante electrodos directamente sobre la piel del paciente, en aplicación subacuática o a cierta distancia.

Según las características de cada patología, se utilizan diferentes tipos de corrientes dependiendo del efecto que se desee obtener.

Estos pueden ser disminuir la inflamación y el dolor, mejorar el trofismo celular, potenciar la musculatura, disminuir el edema, mejorar la curación de heridas, etc.

Ultrasonidos

Los ultrasonidos son ondas sonoras de alta frecuencia, que producen una vibración mecánica sobre los tejidos en forma de microtraumatismos.

Los beneficios del ultrasonido son producir efectos analgésicos y antiinflamatorios, aliviar el dolor, mejorar la nutrición y oxigenación de los tejidos y mejorar la vascularización sanguínea.

Normalmente son utilizados en lesiones de tamaño pequeño como son las contracturas, puntos gatillo, lesiones de tendones, esguinces, fibrosis, etc..

Punción seca

Es una técnica semi­invasiva que utiliza la punción con agujas de acupuntura para el tratamiento de la afección músculo­esquelética conocida como Puntos Gatillo miofasciales (PGM). Un Punto Gatillo Miofascial es un punto doloroso, altamente irritable dentro de una banda tensa palpable de músculo. Cuando son estimulados puede producir dolor tanto en la zona como a distancia.

Al ser una técnica local, con la que se llega de manera directa, se trata de una de las técnicas más efectivas en el tratamiento de las alteraciones musculares.

Vendaje funcional

El vendaje neuromuscular o kinesiotaping consiste en la aplicación de cintas de algodón con un adhesivo acrílico usadas para tratar lesiones. Se trata de un complemento para tratar tendones, músculos, ligamentos, articulaciones, edemas…

Es aplicable en todo tipo de pacientes (niños, embarazadas, ancianos…). El carácter hipoalergénico del esparadrapo, la suavidad del tejido y su darbilidad y resistencia al agua (3-5 días), lo hacen recomendable para todo tipo de pieles y aplicaciones.

Es un método es completamente natural y conlleva numerosos beneficios. Es una técnica basada en el proceso de autocuración del cuerpo.

Las funciones que tiene son la capacidad de reeducar el sistema neuromuscular y propioceptivo, mejorar la postura del paciente gracias a la información sensoriomotriz que le aporta, facilitar el drenaje linfático, reducir el dolor y acelerar el proceso de reparación de la lesión permitiendo en todo momento el movimiento y facilitando la circulación y su consiguiente aporte y estabilidad a las articulaciones y músculos sin afectar a la amplitud de movimiento.

Osteopatia

Está basada en el estudio de la anatomía y la fisiología del cuerpo humano y en el conocimiento acerca de cómo intervienen los diferentes tejidos en la producción de la enfermedad. Se trata de una metodología de trabajo que busca el restablecimiento del equilibrio y la normalización de las funciones alteradas mediante la aplicación de técnicas manuales dirigidas al tejido dañado. Estas técnicas pueden afectar al tejido muscular, esquelético, visceral, nervioso, vascular, craneal, etc. Con su aplicación, por tanto, se va a aliviar, corregir y recuperar las lesiones orgánicas y del aparato locomotor que estén provocando el disconfort del paciente.

    Nuestras clínicas en Sevilla

    Av. de Sevilla 112, 41720, Los Palacios y Villafranca, Sevilla.

    Calle Manuel Chávez Nogales 4, 41018, Sevilla.

    ¡Síguenos en redes sociales!

    Entérate antes que nadie sobre nuestras ofertas y promociones exclusivas.